9/10/17

Entropía máxima

Consumid, consumid, malditos. Esta sentencia nietzscheana que está llegando  a sus picos más altos del Antropoceno, cuando el hedonismo europeo y el sueño americano han hundido al Homo sapiens en su cometido final: acabar con el futuro de su propia especie. La realidad Disney, o mundo feliz XXI, se va convirtiendo en realidad lapidaria conforme palpamos la falsa austeridad que no es la Austeridad que vive el filósofo en sus banquetes de recogimiento, pues, hacer una existencia austera es vivir a tope con lo mínimo, ejemplo, La vida en los bosques, de Thoreau. La falsa austeridad es la degradación impuesta por el desquiciado 1% de la humanidad que se atraganta con el desarrollismo y el sistema monetario que lo sustenta, modelo criminal que ha convertido la espiritualidad de la Austeridad en sinónimo de decadencia del bienestar para el individuo de clase media y sinónimo de mendicidad para el  proletario.