6/4/17

Prólogo


Juan Fernando Arias Bermeo. Loja, Ecuador, 15-11-59. Me gradué de bachiller en la aldea de Marysville, Ohio-USA, mediante un programa de intercambio estudiantil. Egresando de mis estudios universitarios en ciudad de Quito, inicié el periplo viajero que me llevó nuevamente a los Estados Unidos y de ahí me adentré en ese sueño juvenil de hacer Europa, donde el pretexto de obtener diplomas de postgraduado me entretuvo principalmente en Madrid, Londres, Kibutz Gazit (Baja Galilea), Roma, Marbella, Estocolmo. De regreso en Ecuador di empiezo al definitivo viaje tras los valores de la naturaleza salvaje y divina que conforma la integral de un hombre, ese andar y ver que me tiene indagando en los últimos rincones de la conciencia.


Soy autor-editor de cinco novelas impresas publicadas entre 2009 y 2013. Mis ficciones se inspiran en los jardines de la Pachamama, Gaia o Madre Tierra, y han sido exhibidas, bajo el sello de Editorial Bípedos Depredadores, por las principales ferias internacionales del libro de América Latina (Guadalajara, Buenos Aires, La Habana, Bogotá), a través del Ministerio de Cultura de Ecuador y la Cámara Ecuatoriana del Libro. Estos libros fueron adquiridos por bibliotecas de prestigiosas universidades, así se hallan en Stanford University Libraries (USA), y son parte de la red de bibliotecas de Ecuador y están en bibliotecas nacionales de distintos países, como en la Biblioteca Nacional José Martí (Cuba). Con la tienda propia de Editorial Bípedos Depredadores, he participado activamente en la FIL Guayaquil 2012; y, del 2009 al 2013, en la FIL Quito. “Remoto”; “Virus del sentimentalismo”; “Las ruinas de Galadriel”; “De montañas, hombres y canes”; “La soledad del murciélago”, son novelas que forman una suerte de pentalibro, pues, dentro de su variedad e independencia -pasando por historias alternativas de un corte existencialista, por el suspenso y la fantasía, por la ciencia ficción, por la utopía y distopía-, tienden hilos que entrelazan a sus personajes, hay un poder que los une: inventar el mundo que quieren.

En 2014 publiqué el pentalibro, en KDP, bajo la modalidad digital. La novela Homo aerius, que inicia el ciclo de Ciencia Ficción Filosófica, fue lanzada en formato electrónico en 2014, su versión impresa salió en 2015 con CreateSpace. La primera edición de Fragmentos de un Anarquista salió el 2016, al mismo tiempo con KDP y CreateSpace. En agosto de 2017 publiqué una re-edición de Fragmentos de un Anarquista, aumentando su contenido a ocho narraciones. Con esto todos mis títulos están disponibles tanto en libro digital como en libro impreso.

Nadie puede ser más exigente con su tarea que el escritor mismo. Escribir, es crear un planeta propio, original, como lo fuera una Tierra deshabitada e inhóspita que de repente entra en un gran florecimiento. Las portadas de Fragmentos de un AnarquistaHomo aeriusVirus del sentimentalismoRemoto y La soledad del murciélago, las monté con imágenes de cuadros de regios pintores que tengo la suerte de poder observarlos en mi cotidianidad, son pinturas emisoras de alegría por su profundidad estética y fuerza creativa. “De montañas, hombres y canes” y “Las ruinas de Galadriel”, tienen cubiertas sacadas de la fotografía del tiempo de páramo y montaña.

Lovochancho, nació en marzo del 2009 y, hasta febrero del 2016, fue huésped de Nucleus CMS, usando la plantilla Mountainland. Con nostalgia de por medio se mandó a mudar a Wordpress  con  la plantilla The Bootstrap, permaneciendo allí de marzo a diciembre del 2016. A la fecha, el segundo renacimiento de Lovochancho, se viene dando en Blogger. Aprovechamos la muda para depurar artículos pasados y desarrollar otras ficciones futuras, livianos de equipaje ocupamos la nueva casa de las letras. Lo esencial del blog Lovochancho se mantiene intacto: trascender con la ficción filosófica y la poesía visual que lo nutre.

               
screenshot of lovochancho.com/


Así se veía la página principal de Lovochancho en Agosto 7, 2015  Captura de pantalla



Flamenco de la poza tras la playa Garrapatero (isla Santa Cruz, Galápagos).